rtve internacional

La irrupción de la guerra en Europa está dejando patente el tremendo valor de nuestra red de corresponsalías. Nuestra implantación internacional está a años luz de cualquier otra empresa audiovisual en el ámbito nacional, y el trabajo de nuestros compañeros y compañeras es intachable. Pero desde UGT RTVE pensamos que no hay que conformarse con ello, que podríamos hacer mucho más si somos consecuentes con ese valor y ponemos el servicio público en el mismo centro de RTVE. 

Si hacemos esto, si ponemos el servicio público en el centro de la gestión en RTVE, resulta indudable que se hace URGENTE ponernos al nivel de las grandes compañías audiovisuales con fuerte implantación internacional. Y ello exige poner en marcha un verdadero canal internacional de noticias, como venimos proponiendo en nuestro 2º Plan Estratégico para la CRTVE, donde se pone encima de la mesa la creación de un canal al que denominamos Noticias360. Pero la denominación no es lo importante, sino ser conscientes del hecho de que todas las grandes compañías audiovisuales cuentan con ello, y no solo en su propio idioma, muchas de ellas también en castellano para informar a la comunidad hispanohablante.

En ese contexto, se hace difícil entender cómo es que TVE no ha puesto ya en marcha un canal internacional en castellano, producido para ese objeto y no una mera repetición de nuestra programación nacional. Pero desde UGT RTVE no solo proponemos su creación URGENTE, sino también que se ofrezca programación en inglés para informar desde España a otras comunidades no hispanohablantes. Y junto a ello que se refuerce la red de corresponsalías, que se invierta en ella y que se complemente a través de colaboraciones y convenios con otras empresas audiovisuales para poder llegar a cualquier rincón del mundo y ser líderes.

Cualquiera puede ver el beneficio económico y de mercado que ello supondría, pero si ponemos en el centro el servicio público la inversión se minimiza drásticamente frente a los tremendos beneficios. Porque si vamos a un escenario en el que esta guerra se complique aún más, y ya hemos visto cómo se las gastan con los medios en Rusia, habría que preguntarse ¿qué valor puede tener para nuestra ciudadanía tener un canal propio que les informe de forma veraz desde la cercanía de la noticia? ¿qué valor puede tener para el prestigio y la presencia internacional de nuestro país que sea RTVE la que informe en situaciones en las que se engaña y miente a sociedades vulnerables impidiendo el libre ejercicio del periodismo? Es incalculable, es un objetivo que merece todo el esfuerzo y la inversión que sea necesaria por parte de nuestra radiotelevisión pública. Desde UGT RTVE queremos que, junto a la ZDF o la BBC por citarlas como ejemplo, esté también RTVE, y además que su presencia sea de liderazgo.

¿Y qué decir de la radio? Un medio que es FUNDAMENTAL para le información inmediata, que ya ha demostrado sobradamente su papel básico en cualquier situación de emergencia. Hay que potenciar también la presencia internacional de RNE, con más medios y contenidos específicos para este propósito. Y además hay que recuperar los medios de transmisión que se pretendieron desmantelar para ahorrar unos “dinerillos”, y que resultaron perjudicados a pesar de su valor público y estratégico. Un valor que ya se está demostrando en esta guerra, en la que pueden jugar un papel crucial.

Nos referimos a la Onda Corta, una lucha que desde UGT libramos en la época de Alejo y del brazo ejecutor de aquella operación de desmantelamiento, que no fue otro que JUAN GUÍA, bajo el argumento de que la onda corta solo daba servicio a unos cuantos misioneros y pescadores, poco más. Fueron muchas las hojas y vídeos que sacamos para evitar aquella barbaridad, y que podéis consultar en ugtrtve.net, pero entre todo ello os recomendamos visualizar el primer vídeo que publicamos por aquellas fechas, “Salvemos la Onda Corta”, donde queda claro que lo que se pedía no era otra cosa que poner el servicio público en el centro de la gestión de RTVE. Porque, aunque fuera solo para unos cuantos misioneros y pescadores, como se argumentaba desde la dirección, se trata de compatriotas que necesitan acuciantemente poder informarse a través de la Onda Corta de RNE. Conseguimos minimizar y mucho el disparate que se pretendía, pero a pesar de evitar el desmantelamiento se perdió una buena parte de nuestra cobertura y potencia en onda corta.

Si volvemos a la actual situación de guerra con el centro de comunicaciones de Kiev destruido, resulta muy fácil ver el tremendo valor estratégico que puede llegar a tener la onda corta para informar a sociedades enteras que han sido aisladas informativamente. Y en efecto así está siendo, porque ayer informaba el TD2 de que solo las emisiones en onda corta de Radio Exterior de España llegan desde nuestro país a Ucrania y Rusia. Estamos hablando de unas emisiones que solo son posibles gracias a las instalaciones que JUAN GUÍA pretendió desmantelar sin más para ahorrarse los gastos más públicos, útiles y rentables de RTVE en materia de servicio público.

¿Cuál es el valor de ese Servicio Público, que debería estar SIEMPRE en el centro de la gestión en RTVE? ¿Cuánto vale para nuestro país y nuestra sociedad en una situación así tener independencia informativa para llegar a la audiencia rusa y ucraniana por un aire que Rusia no puede bombardear como han hecho con el centro de comunicaciones de Kiev? UGT RTVE propone no solo recuperar lo absurdamente perdido en materia de Onda Corta, sino volver a invertir en ello, porque las cantidades necesarias para modernizar y potenciar nuestra red de onda corta y ampliar su cobertura resultan ridículas en comparación con los enormes beneficios para el servicio público al que RTVE se debe.

La actualidad, por desgracia, nos lo está señalando, casi gritando. El entorno se está volviendo muy inestable, y la inversión en implantación internacional y en medios de difusión seguros, estables e independientes pueden tener un valor estratégico decisivo a corto y medio plazo. Ya deberíamos estar trabajando en ello.  

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top