guerra proximidad

La anulación de informativos y boletines territoriales por la guerra tendría todo el sentido si solo dispusiésemos de un canal de emisión en tve o rne, pero su supresión disponiendo de varios que finalmente emiten una misma señal no es lo más adecuado para una empresa que dice creer en su estructura territorial.

Nuestros compañeros y compañeras están haciendo una labor MAGNÍFICA informando de la guerra desde TVE y RNE. Vaya por delante nuestra enhorabuena por ello, es fundamental para nuestro servicio público en unos sucesos de tanta relevancia y que tanto nos llegarán a afectar sin remedio. Es tal su importancia informativa, que las y los interinos han suspendido hoy la concentración que tenían convocada por ello, demostrando así su fuerte compromiso con RTVE. Y es que de pocas noticias podremos informar como esta que por desgracia estamos viviendo. Hay que informar de ello, es vital y fundamental para nuestro papel público.

Pero lo que cuesta entender es que repitamos esa programación tan importante para la sociedad en dos canales de forma simultánea, mientras que se quedan en el cajón informativos y boletines territoriales. ¿Qué gana nuestra información sobre la guerra por duplicarla en dos canales a la vez? NADA, porque además siempre se puede anunciar con algún recurso de forma continua e insistente qué canal está informando de ello, y la audiencia igual puede informarse en un canal que en otro. No tiene sentido pagar el precio de tumbar la programación territorial solo para duplicar la señal por La1 y el Canal 24h, o por Radio 5 y Radio 3.

Nuestros compañeros y compañeras de los distintos territorios se esfuerzan cada día en sacar adelante su programación con gran dignidad, a pesar de la escasez de recursos humanos y materiales en muchos casos, con o sin guerra. Dejar ese trabajo sin provecho alguno es muy frustrante para todas y todos ellos, y debe ser el ÚLTIMO RECURSO, aunque no se supriman todos los informativos y boletines territoriales y solo una parte de ellos. Con dos canales para poder emitir la programación territorial sin afectar a la gran información del día, que no es otra que la guerra, no tiene ningún sentido.

Pero es que, desde el punto de vista de la sociedad y la audiencia, también puede resultar muy difícil de entender. Imaginemos qué puede pensar quien enciende el televisor o la radio para informarse de lo que sucede en su territorio, por alguna causa concreta o porque forma parte de su rutina, y se encuentra con que no, con que se ha suspendido mientras en La1 y el Canal 24h, o Radio5 y Radio3, repiten una misma información, exactamente la misma. La información de proximidad es también un derecho y una parte fundamental de nuestro servicio público, y resulta absurdo negarla por otras informaciones, por relevantes que sean, cuando tenemos recursos para emitir una y otra cosa sin problema. Ambas son parte de nuestro servicio público y ambas debemos atender.

Desde UGT RTVE siempre hemos defendido la importancia de nuestra estructura territorial y de la información de proximidad. Sabemos que la actual dirección quiere darle un impulso, le preocupa y manifiesta creer en ella. Pero quien haya tomado estas decisiones concretas para duplicar una información crucial, sacrificando otra que también es importante para nuestro servicio público, debería reflexionar y preguntarse si realmente estamos actuando como corresponde por parte de quienes creemos firmemente en nuestra estructura territorial.

Y una vez dicho esto, volvemos a dar la enhorabuena a nuestros compañeros y compañeras, y a la dirección de los Servicios Informativos de RTVE, por una magnífica cobertura de la guerra, que es un ejemplo de buen hacer y de servicio público. Como siempre, sois un referente para la información de calidad.

¡GRACIAS!

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top