naranja

Vivimos un momento decisivo para nuestro futuro, y desde UGT hacemos un llamamiento al compromiso de todos los trabajadores y a la responsabilidad de cuantos tenemos el privilegio de representarles. Sólo con la unidad podremos levantar una barricada que frene la agonía de nuestra Radiotelevisión Pública

Desde UGT venimos defendiendo la necesidad de abordar cuanto antes movilizaciones contundentes, capaces de llegar al conjunto de la sociedad, porque esta no es una simple pugna con la dirección por temas puntuales y no se puede dirimir internamente. El modelo de Radiotelevisión Pública que defendemos los trabajadores, consistente con el mandato constitucional que la inspira, dista enormemente del modelo que se quiere imponer desde la dirección, por mandato del Partido Popular y de su Gobierno, y sobre eso tiene mucho que decir la sociedad. Nuestra movilización tiene que llegar a la ciudadanía.

Pero no somos la única organización sindical en RTVE que es consciente de la urgencia de la situación y de que hay que hacer algo. Hemos podido diferir en el análisis, o en las acciones más convenientes para llevar a buen puerto la movilización, pero somos muchos los que coincidimos en que la situación es muy grave, en que es vital movilizarnos cuanto antes y frenar tanta agresión. Desde UGT vamos a priorizar la unidad de acción, pero no podemos esperar por quienes con sus reparos juegan a favor de quienes nos agreden, y por desgracia hay quienes bajo una bandera sindical defienden que los trabajadores permanezcamos impasibles ante la descomposición moral y formal de RTVE.

La pasada semana se publicó un comunicado conjunto de UGT, CCOO, CGT y SEPAMCA, convocando una asamblea en Madrid, celebrada ayer, para tratar el tema de las contrataciones fraudulentas con las que Gundín pretende controlar con más eficacia los servicios informativos de cara al año electoral. En dicha asamblea, las organizaciones convocantes nos hemos comprometido a elaborar un calendario de movilizaciones, porque coincidimos plenamente no sólo en que esta última agresión es intolerable, también en la urgencia de luchar por dar solución a problemas que, como la financiación, se están convirtiendo en un cáncer que amenaza nuestro presente y nuestro futuro.

Es un principio importante, y desde UGT vamos a poner todo nuestro empeño en que esta plataforma saque adelante un calendario de movilizaciones en defensa de la Radiotelevisión Pública. Unas movilizaciones que, además de ser capaces de llegar a la sociedad, refuercen la unidad del colectivo de trabajadores de RTVE, más importante que la de sus organizaciones sindicales, que refuercen la posición de todos aquellos que defendemos la lealtad de RTVE a su mandato constitucional frente al dedazo y las políticas del miedo del Partido Popular.

Las organizaciones sindicales en la Corporación RTVE tenemos que hacer un ejercicio de responsabilidad para salvar nuestras diferencias y poner el color NARANJA por encima de cualquier otro color, poner las siglas de RTVE por encima de cualquier otra sigla, es URGENTE salvar nuestra Radiotelevisión Pública. Tenemos que ponernos todos bajo un símbolo común, el lazo naranja, para defender una necesidad común que no podemos eludir, levantar una barricada naranja que frene la demolición de RTVE, todos bajo un único grito: ¡PÚBLICA!

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top