Radio

RNE lleva ya muchos años cumpliendo con el servicio público constitucional de velar por el Derecho a la Información de los ciudadanos. Lo ha hecho en momentos muy difíciles y complicados, son muchos los hechos históricos que hemos cubierto durante décadas, con mejor o peor fortuna pero siempre con el mayor rigor… hasta el día de ayer.

Ayer, 2 de Junio, no sólo pasará a la historia por el anuncio de abdicación de S.M. el Rey, sino también porque Radio Nacional, sin que se haya dado ninguna explicación a la audiencia, conectó tarde con la prevista y esperada intervención de Juan Carlos I, omitiendo parte de dicho mensaje, el himno y los primeros 12 segundos  del discurso, en la emisión del programa especial. Algo impensable e incomprensible.

El estudio  estaba abarrotado de directivos ¿qué hacían en lugar de encargarse de organizar y controlar el dispositivo? ¿Nadie advirtió de que comenzaba la esperada comparecencia? ¿Por qué no se  pidieron disculpas? ¿Por qué se ocultó? ¿Por qué se mantuvo a lo largo del día? Nos tememos que se trata de una nueva prueba, muy grave, de la falta de capacidad para organizar y planificar de la actual Dirección de RNE.

Un desastre que cayó en el mayor de los ridículos ante la ciudadanía y el resto de medios de comunicación cuando, en la página web de RNE y durante todo el día y la noche de ayer, se reproducía también  el discurso sin su parte inicial. 

Ningún responsable tomó medidas ni corrigió, ningún responsable se dio cuenta de que estábamos haciendo un ridículo histórico. Claro que no es de extrañar cuando ni siquiera se advirtió en toda la mañana al conductor del programa especial que Radio 4 no se había sumado a  su emisión, por lo que continuaba con su programación habitual.

¿Nadie va asumir responsabilidades por lo que a buen seguro es una de las meteduras de pata más grandes en la historia de RNE? ¿Acaso el director de RNE o el de Informativos están demasiado ocupados elaborando listas en la redacción para cubrir turnos de vacaciones en Radio 5? ¿O están ocupados leyendo currículos?

Desde la UGT nos preguntamos por qué algunas declaraciones que se produjeron a lo largo de la mañana se omitieron hasta el informativo de las 14.00 horas, además de ignorar las reacciones que se estaban produciendo en las redes sociales y que eran noticia en todos los medios. La supresión de los informativos regionales, tanto de la mañana como de la tarde, usurpó a nuestros oyentes su derecho a conocer las reacciones más próximas. Nos sorprende como radio pública y plural que somos el pobre seguimiento informativo que se le ha dado a las diferentes concentraciones que se han realizado a lo largo de la tarde y noche en diferentes ciudades por la convocatoria de un referéndum "Monarquía o República", que no dejan de expresar la opinión de una parte significativa de la ciudadanía, aun habiendo desplazado equipos para cubrir las mismas.

VAYASE señor director de informativos (Alberto Martínez), y con usted toda la dirección de informativos que ha moldeado a su gusto, dejándola sin criterio informativo, hasta el punto de hacer de los informativos y de la redacción un ejemplo de la radio pública que los ciudadanos no se merecen.
 

ACCEDE AL PRINCIPIO DEL DISCURSO DE S.M. EL REY EMITIDO POR RNE Y AL EMITIDO POR LA SER (extraídos de los portales web de RTVE y la SER, este último como ejemplo del discurso integro que emitieron todos los medios… salvo RNE).

     

 

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

 

Scroll to top