Asi no podemos jugar a la Champions

Desde UGT ya calificamos de dispendio y derroche el desmesurado dispositivo que la dirección había decidido enviar a Lisboa para cubrir la final de la Champions. Ahora además ya conocemos que el resultado de ese despliegue, al menos en RNE, no ha dado los resultados esperados, y la responsabilidad no es de los jugadores sino de quienes les dirigen.

No se han escatimado gastos en este despliegue, y eso contrasta llamativamente con la racanería de la dirección a la hora de afrontar la Campaña Electoral y la propia jornada de las Elecciones Europeas. Claro que quizá no interesaba tirar la casa por la ventana en esta jornada crucial de nuestra democracia, como sí se hizo en Lisboa, y no precisamente por motivos de audiencia ni de buen hacer en la gestión de RTVE.

Son muchas las dudas que se plantean, demasiadas incongruencias y decisiones sin sentido, las que convierten la gestión de ambos operativos en el mayor dislate cometido por cuantos han gestionado el día a día de RTVE a lo largo de sus más de 50 años de historia.

  • ¿Por qué se decide dar la final de Lisboa sólo por Radio Nacional (antigua Radio 1), mientras en Radio 5 se ofrecen sólo conexiones para informar del partido, cuando al día siguiente la celebración del Real Madrid (que coincide con el escrutinio de las Elecciones Europeas) se da integro en emisión conjunta de Radio Nacional y Radio 5? La final de la Europa League, una semana antes y con un dispositivo mucho más modesto, se retransmitió también por ambas emisoras… ¿de qué factores ajenos a las audiencias y al despliegue de medios depende que esta dirección opte por una u otra opción?
  • ¿Cómo es posible que, habiendo tirado la casa por la ventana con Estudio Móvil 10 incluido (que requiere alquilar costosos servicios externos para su transporte), en el programa especial hubiese tanta entrevista telefónica y tanta conexión con Madrid?
  • ¿Por qué en Radio 5, donde un redactor desplazado a Lisboa entra cada 15 minutos para informar de la marcha del partido, se mete un programa grabado a las 23:00 y se desconecta del estadio justo cuando se vive la mayor emoción, dejando a los oyentes sin desconcertados y sin conocer el resultado final?
  • ¿Por qué pasan tan pocos invitados por el Estudio Móvil relacionados con el evento? ¿Nadie se encargó de planificar una lista de invitados adecuada? ¿Por qué se rellena con entrevistas al embajador, al presidente de los hosteleros portugueses, al director del Cervantes, o a los propios profesionales de la casa que formaban el operativo?
  • ¿Por qué se monta un especial Lisboa y, a partir de la 1.00, se mete un programa grabado cuando la noticia en todas las radios era la celebración? ¿Por qué rellenamos durante horas y cuando realmente hay noticia y protagonistas abandonamos? ¿Tenían previsto un dispositivo para cubrir la llegada del Real Madrid? ¿O todo se justifica con ir a Lisboa?
  • ¿Por qué se instalan líneas en las zonas para seguidores de ambos equipos en Lisboa y luego no se utilizan? ¿No había suficiente gente? Y de ser así ¿por qué se pidieron y cuánto nos costaron?
  • ¿Es cierto que, para tratar de limpiar su imagen, la dirección comunica sólo un día antes a la productora de “No es un día cualquiera” que no van a ir a Lisboa?
  • ¿Es cierto que se decide reducir aún más el operativo y que, por ejemplo, se hace volver de Lisboa a la persona encargada de ser el coordinador técnico del evento? Y de ser así habría que preguntarse por los gastos, que no ahorro, que suponen estas decisiones ¿Se perdieron las noches de hotel pagadas? ¿Hubo que sacar billetes de avión extras para quienes tenían previsto volver por carretera?
  • ¿quién planificó, organizó y coordinó tanto dislate? ¿por qué no se estuvo en los puntos informativos en cada momento? ¿Para qué un dispositivo así si nos limitamos a los entrenamientos y a narrar lo que sucede en el estadio durante el partido y los momentos posteriores? ¿Por qué algunos de los que formaban el dispositivo se limitaron a cubrir bajo mínimos el expediente, cuándo lo que hicieron se podría haber realizado perfectamente desde Madrid? ¿No hubiera sido más lógico planificar y organizar un dispositivo pegado a los puntos de mayor interés informativo?

Toda la realización se hizo desde los estudios de RNE en Madrid, incluidas llamadas telefónicas y conexiones, y sin ningún protagonista relacionado con el evento en el Estudio Móvil. Todo un dispositivo humano, técnico y operativo para casi limitarnos a abrir los micrófonos y darnos protagonismo a nosotros mismos. ¿Es necesario tal desembolso económico para esto? ¿Se puede justificar semejante gasto con el resultado final? Desde la UGT creemos que NO.

Para hacer lo que se hizo no era necesario este despliegue de medios en RNE. Es injustificable ese dispendio económico, y menos en una situación como la actual en RTVE. Se pide austeridad, se pide responsabilidad para asumir un convenio de ajuste económico, se recorta a los trabajadores en partidas económicas que no llevan a ningún lado (por ejemplo, en transportes), se pide justificar a los trabajadores hasta el último euro, se ahorra en la cobertura de otros acontecimientos informativos necesarios, y mientras se gasta innecesariamente en la fiesta de Lisboa.

Y hablando de ahorrar en acontecimientos informativos necesarios, o no tan deseables, queda para manchar nuestra historia una noche electoral en la que en RTVE estuvo ausente la entrada de Podemos en la Eurocámara ¿Por qué no se pudo entrevistar a nadie de esa formación en el especial elecciones? ¿Acaso no tiene suficiente entidad informativa un cambio así en el panorama político de nuestro país? ¿Por qué a la hora de entrevistar a la plana mayor de los populares madrileños les sirve una conexión telefónica y ni siquiera lo contemplan para cubrir la mayor noticia de la jornada? ¿A qué intereses se debe esta dirección? ¿A dónde nos lleva?

Con directivos y entrenadores como los que manejan las riendas de RTVE no podemos jugar la Champions. Han planteado tan mal el partido, nos han colocado de un modo tan absurdo en el campo que no hemos podido jugar. Así no es posible, por mucho que demos y hagamos los trabajadores por responsabilidad y lealtad a RTVE, salvarla del desastre al que nos llevan.

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top