cortesrtve

La situación de la empresa ha llegado a un límite crítico. Lo venimos diciendo desde que se produjeron los recortes en el año 2012, y anteriormente con la sistemática externalización de contenidos a productoras, con especial intensidad en la época de Luis Fernández.

Todos los partidos políticos tienen buenas palabras para RTVE, para su futuro y viabilidad, pero pasan los meses y las buenas palabras se quedan solo en eso. Desde las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015 el escenario político es absolutamente distinto, sin mayorías absolutas pero con la posibilidad de acuerdos entre partidos. Pero hemos llegado a febrero de 2018 y estamos en peor situación que en la fecha de aquellas elecciones. Dos años después podría parecer que no le importamos nada a los partidos políticos, que lo único que hacen es culparse los unos a los otros por no poder resolver al menos la renovación de la Presidencia y del Consejo de Administración de la Corporación RTVE. Cierto es que no tienen la misma responsabilidad unos que otros, pero el resultado es el mismo: un nefasto futuro para la CRTVE.

Desde el Comité Intercentros se ha pedido una reunión urgente con todos ellos, tras el bloqueo en la renovación de la Presidencia y el Consejo. Es urgente resolverlo porque los problemas reales y gravísimos de la CRTVE van más allá de la manipulación informativa, por muy dañina que esta sea y por mucho que el problema de la manipulación se perciba con mayor claridad por la ciudadanía. Pero son los daños estructurales los que nos dejarán hipotecados durante décadas, como es el caso de los platós en Prado del Rey o la configuración de la Estructura Territorial, por poner solo dos ejemplos, y es intolerable que en estos temas se sigan tomando decisiones por un Consejo de Administración que en su mayoría está caducado y no es representativo de la situación política actual. No podemos continuar por más tiempo con un Consejo que ha sido elegido en base a una modificación de la ley que solo buscaba ahondar en la mayoría absoluta del Partido Popular y procurarle un control férreo de RTVE.

Es vital un cambio en los órganos de dirección de RTVE, pero no podemos perder de vista que los problemas son muchos, graves y profundos, y que no basta con un simple cambio de la Presidencia y el Consejo sino que, sobre todo, se hace urgente abordar todos y cada uno de los problemas para refundar una RTVE que, además de superar el estancamiento y la degradación de los últimos años, se convierta en un claro referente de calidad, de proximidad, de eficacia y, sobre todo, de servicio público. Es necesario volver a sintonizar esta empresa pública con la sociedad a la que sirve, es vital que toda la ciudadanía la vuelva a percibir como su radio y su televisión, la de todas y todos. Es necesario abordar sin más dilación un cambio de modelo y no solo un cambio en los órganos de dirección.

Solo UGT ha puesto un documento encima de la mesa en ese sentido, un documento que vaya más allá de la renovación del Consejo de Administración y de la elección de su Presidencia, y que en sintonía con su espíritu fue redactado tras un proceso de participación abierto a toda la sociedad:  el “Plan Estratégico para la Corporación RTVE”. Desde UGT en la CRTVE invitamos a todos y a todas a tomar este documento como punto de partida para, con la mayor urgencia posible, buscar una salida de viabilidad, estabilidad y futuro para RTVE.

Desde UGT nos dejaremos la piel en conseguir este desbloqueo, bien sea por los cauces internos o a través de nuestra Federación y Confederación.

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top