contenedoramianto

Tras nuestras denuncias, la dirección se ha puesto en marcha para avanzar en las obras necesarias que corrijan tanta deficiencia en la Casa de la Radio. Un paso que agradeceríamos mucho más si no fuese peor el remedio que la enfermedad, porque hoy ha aparecido AMIANTO en dichas obras y no se les ha ocurrido otra cosa que echarlo a un contenedor… sin más. 

La incapacidad y la torpeza de esta dirección nunca dejarán de asombrarnos por las cotas que alcanzan. Todo el mundo sabe lo tremendamente tóxico y peligroso que es el AMIANTO, que tiene que ser tratado por empresas especializadas para extraerlo con la mínima dispersión de residuos y asegurar una eliminación segura del producto que no ponga en riesgo la salud de terceros. TODO EL MUNDO LO SABE, pero a pesar de ello nos encontramos con un enorme trozo de amianto tirado sin más en un contenedor, evidentemente rasgado en su extracción con la consiguiente dispersión de partículas en busca del primer pulmón inocente, retirado por unos trabajadores sin mascarillas ni medida alguna de prevención ante un agente tan peligroso… y suponer que sin la formación ni los medios adecuados es sólo una conclusión lógica e inevitable.

Son muchas las preguntas que nos asaltan ante este hecho lamentable. Porque si hay un estudio previo del amianto existente en Prado del Rey antes de iniciar cualquier obra de desamiantado, como es lógico, cabría preguntarse cómo es posible que no se supiese que en estas áreas había amianto… ¿o sí se sabía? Porque en este último caso habrían embarcado en unas obras de desamiantado a una empresa que para nada está preparada, poniendo en grave riesgo la salud de los trabajadores y trabajadoras de CRTVE y de la empresa que ejecuta las obras, así como la de quienes retiren los residuos almacenados en tan siniestro contenedor.

Sería tan sumamente grave que vamos a dar por hecho que no, que nadie sabía que allí había amianto. Pero entonces… ¿Tenemos que suponer que todo lo avanzado en el tema de desamiantado no ha servido PARA NADA y que volvemos al punto de partida, saber dónde hay o no hay amianto? ¿Quién certificó que en esta área no existía amianto y cuánto nos costó? ¿Piensa pedir responsabilidades esta dirección en defensa de los intereses de CRTVE? ¿Cómo se puede ser tan sumamente incompetente en la gestión de estos temas, entre otros?

Pero dejando aparte las muchas preguntas que plantea la aparición de este trozo de amianto rasgado y olvidado en un contenedor, lo cierto es que ahí estaba… y sigue estando. No se han paralizado las obras, y la prevención se ha limitado a “tapar mejor” tan molesto material, junto a los casquetes y restos no sólo de la obra, sino también de la comida de los trabajadores. Ahora el plástico es negro, y no deja hueco a las miradas indiscretas…. otra cosa es la volatilidad de las partículas y la seguridad de los trabajadores. Pero nada mejor que una imagen para entender la sofisticada solución adoptada ante esta crisis.

contenedoramianto 2

La forma de actuar de la dirección ante esta desagradable “sorpresa” no ha sido otra que taparlo mejor, y eso también deja muchas e inquietantes preguntas ¿Por qué no se han paralizado las obras DE INMEDIATO al menos hasta evaluar la situación y saber hasta dónde llega la presencia de amianto? ¿Saben cuántos trozos más pueden aparecer y ser extraídos mediante el rasgado y dispersión de las fibras tóxicas? ¿Han evaluado la presencia de partículas de amianto en el aire del edificio para garantizar la seguridad de los trabajadores y trabajadoras? ¿Por qué NO INFORMAN DE NADA a la representación legal de los trabajadores y trabajadoras? ¿Se ha contratado una empresa especializada para retirar el contenedor? ¿Han llamado a alguna para que al menos les informen, a ver si se enteran, que no se puede tirar el amianto con el resto de escombros y contaminar todo su contenido? ¿Piensan poner también en riesgo a los trabajadores y trabajadoras que retiren este contenedor con “sorpresa”? ¿Creen que pueden jugar con nuestra salud a su antojo?

Desde UGT en CRTVE vamos a poner en conocimiento de la Inspección de Trabajo estos hechos mediante denuncia, al igual que hicimos con el estado general de la Casa de la Radio, del que ya informamos en nuestra anterior hoja Unión. Pero mientras esta denuncia sigue su trámite y surte efecto, obligando a cumplir la ley a esta dirección incompetente e irresponsable, recomendamos a todos los trabajadores y trabajadoras la mayor prudencia, ya que el amianto es un agente altamente cancerígeno. Si observan irregularidades que pongan en riesgo su salud deberían evitar la exposición, y acudir a nuestros locales sindicales si se les niega el derecho a velar por su propia salud ante la negligencia de esta empresa.

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top