deslealtad

La situación de RTVE es acuciante, nos llevan a ese punto día a día, pero sin duda el principal problema es estar gestionada por la deslealtad, por quienes habiendo jurado un cargo para defender el servicio público lo están dinamitando. Ya nadie puede dudarlo, tras unos días en los que nuevamente han pisado, humillado, desprestigiado y malversado el servicio público al que en teoría se deben.

Esta dirección, desde el Presidente a los directores de informativos en TVE y RNE, y desde estos a toda la red clientelar que ha colaborado para llevarnos a este momento, impensable hace pocos años, tiene que irse. No pueden seguir ni un momento más haciendo gala de tanta deslealtad con RTVE. Ya no hay día en el que no nos despertemos con un nuevo agravio, con una nueva línea roja destrozada por una dirección cuyo único objetivo es manipular la radiotelevisión PÚBLICA, destrozar y malvender su patrimonio, acabar con sus recursos, y entregar lo que es de todos a sus amigos, a la familia Popular.

Desde la vergonzosa declaración del Presidente de CRTVE, compareciendo como tal ante el Parlamento, en la que aseguraba que él “vota al Partido Popular”, y que dio lugar a una petición de dimisión histórica y sin precedentes por parte de todos los Consejos de Informativos de RTVE, hemos asistido a una sucesión indecente de agresiones a todo lo que debería representar la radiotelevisión PÚBLICA.

En RNE destaca la torpeza de aquel a quien le han dado el honor de dirigir los informativos de nuestra radio PÚBLICA, que ha permitido que una sospecha tan grave como la de homofobia planee sobre RNE en más de un medio, por una actitud más que burda e inconveniente ante la muerte de un activista respetado por todo el conjunto de la sociedad… menos al parecer por quienes dirigen nuestra radio.

En TVE nuestra lucha contra un programa ILEGAL, que además es un escandaloso fracaso de audiencia, dio sus frutos y esta dirección, que permitió esta tropelía, ha dado marcha atrás retirando “Así de claro” de la parrilla. Sin embargo ahora nos enteramos con estupor de que la productora de Buruaga va a cobrar diez programas por la cara, después de haber incumplido aquello a lo que se comprometían en un contrato que, además, ya era ILEGAL de partida. Esto tiene un nombre y es muy feo: MALVERSACIÓN. Los trabajadores de RTVE no podemos permitir, de ningún modo, que los recursos de RTVE se REGALEN a los amigos de la familia Popular. UGT en CRTVE acudirá de nuevo a las instituciones competentes y a los tribunales para DENUNCIAR lo que entendemos que es un robo de nuestros medios para desviarlos al entorno de personas tan allegadas al Partido Popular como Buruaga.   

Pero no acaba aquí la vergüenza en TVE, y así nuestra televisión PÚBLICA está en boca de todos los medios y protagonizando la animadversión en twitter. Porque los trabajadores de RTVE hemos tenido que pasar por la vergüenza de ver como en una jornada histórica, en la que el mapa municipal de nuestro país daba un vuelco, la Sexta y la Cuatro abrían programas especiales con una amplia cobertura, mientras que en TVE se daba lo mínimo para pasar el trago, a pesar de contar con una potente estructura territorial que vuelven a despreciar, porque informar no les interesa.

Sólo eso bastaría para dejar patente que esta dirección es desleal al servicio público, pero por si fuera poco el Director de Informativos de TVE se ocupó de dejar constancia de que es un COMISARIO POLÍTICO y no un servidor público, ordenando que se diera en diferido el discurso íntegro del Ministro Montoro en la toma de posesión de la Presidenta de Andalucía, interrumpido por el resumen de noticias habitual, cuando el discurso de Susana Díaz, indiscutible protagonista del acto, tampoco había podido darse integro. El señor Gundín llamó muy enfadado, porque en esta RTVE que nos dejan se puede ser desleal, se puede pagar el dinero de todos a los amigos fieles, pero lo que no se puede hacer jamás es dejar al señor Montoro sin darnos su mitin.

Desde UGT en CRTVE lo venimos advirtiendo, es necesario ACTUAR YA, porque resulta obvio que el servicio público de RTVE les molesta, y trabajan desde dentro para acabar con toda nuestra credibilidad y nuestro prestigio. Los trabajadores de RTVE no podemos permanecer impasibles ante esta crónica de una muerte anunciada, porque la que está amenazada de muerte es nuestra RADIOTELEVSIÓN PÚBLICA, y porque está en nuestra mano LUCHAR y poner freno esta USURPACIÓN indecente.

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top