recepcion

La onda corta de RNE no llega en condiciones para su recepción a muchos colectivos que la necesitan, tras poner en marcha de nuevo el servicio recortado en cobertura y horas de emisión.

La dirección de RTVE vuelve a mentir, a faltar a sus compromisos, y a mostrar muy poco respeto por el servicio público al que nos debemos. Tras constatar los muchos problemas de recepción con las frecuencias utilizadas en fin de semana, lo que originó la protesta de muchos buques afectados que quedaban en silencio, el director de REE, Antonio Szigriszt, prometió a la Plataforma en Defensa de la Onda Corta que mejorarían las frecuencias, en una reunión mantenida el pasado 3 de febrero. Han pasado casi tres semanas y la situación sigue igual, con gran parte del sector pesquero desconectado y un servicio deficiente que deja en la penumbra a muchas áreas geográfica y marítimas que dependen de este servicio para no quedar incomunicados.

Cuando tomaron la decisión de cortar las emisiones en onda corta ya calificamos de disparate esta medida, sumándonos a muchos sectores sociales que nos organizamos a través de una plataforma [te recomendamos visionar el vídeo ¡Salvemos la Onda Corta!]. Ante las presiones, el Presidente de CRTVE anunció que habría una marcha atrás en esta medida, retomándose el servicio con una serie de modificaciones que, aseguró, no afectarían a las verdaderas necesidades de recepción de la onda corta de RNE… ¡MENTIRA!

Desde UGT ya advertimos que los recortes en transmisores y potencia traerían problemas, al igual que opinamos que no es de justicia recortar las horas de emisión de quienes más necesitan un puente con nuestra sociedad para no quedar aislados [te recomendamos visionar el vídeo Mentiras en Onda Corta]. Se han cumplido nuestros temores, esta nueva onda corta se parece bien poco a la que decidieron cerrar, y las protestas se suceden para constatar esta realidad… la recepción de nuestra señal es un desastre, especialmente los fines de semana, precisamente cuando se emiten 8 horas de programación en lugar de las escasas 4 horas que se ofrecen de lunes a viernes.

Obviamente, no faltan las excusas desde la dirección de RNE, y las deficiencias que prometió arreglar se achacan a dos transmisores que hay que reparar, o actualizar en otras declaraciones, una intervención costosa para la que los transmisores tienen que viajar a Estados Unidos y que provocará retrasos hasta marzo para tomar medidas y cumplir con lo prometido.

En UGT nos parece INADMISIBLE que se juegue con un servicio como la onda corta, que debería ser bandera y ejemplo de nuestra vocación pública, un servicio del que dependen mercantes, pescadores, misioneros, cooperantes y emigrantes, y exigimos que se tomen de inmediato las medidas que sea necesarias para que la onda corta de RNE recupere la eficacia y la dignidad que jamás debió perder.  Las meteduras de pata y las mentiras son ya demasiadas, no nos las podemos permitir ni como empresa ni como servicio público, tiene que haber una asunción de responsabilidades con la dimisión del Director General Corporativo y de todos cuantos han sido protagonistas en este desaguisado desde la actual dirección de RNE.

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top