REE

Con esta declaración a modo de mimbres poco se puede esperar del cesto que se prepara. El futuro no puede ser más incierto para Radio Exterior de España, la emisora de Onda Corta de esta Casa, que ve como le quieren cortar no sólo las ondas, que todavía se emiten desde Noblejas, sino su propia identidad y razón de ser.

Han puesto la Emisora en almoneda con la vacua justificación de ahorrar cuatro monedas con las que apenas van a poder cubrir los costes de la recién creada dirección, vacía de contenido y con la que justificar el nuevo estatus orgánico de algún que otro jefecillo venido a menos. Y decimos “venido” también en sentido literal... a Madrid desde Barcelona, a donde vuelve ahora con cargo pero sin cometido. Como al parecer no manda, no sabemos si Adolfo piensa algo de esto.

Sobre el cesto que se prepara con REE lo que sí se puede afirmar es que pretenden reinventar la pólvora, y mucho nos tememos que por hacer experimentos peligrosos le pueda estallar a alguien el invento en las manos. Se juega con los trabajadores como si de piezas del Lego se tratara, pero ni son juguetes ni están faltos de letras y noticias. No se puede, por parte de quien todavía no ha firmado la posesión del cargo que ya le está viniendo grande, comprometerse con un/a trabajador/a en algo que pasados pocos días se convierte en todo lo contrario de lo hablado… “y si no te gusta, vete”. Tampoco se puede disponer como si del cortijo de quien dispone se tratara de los espacios físicos, o sea de sus mesas y cajoneras, en las que guardan no sólo efectos y asuntos profesionales sino también, y con pleno derecho, personales. Resulta del todo inaceptable que alguien vuelva de sus vacaciones para encontrar a su regreso la esperpéntica desolación que en estos momentos ofrece la redacción de REE, su lugar habitual de trabajo que nada tiene que ver ya con lo que dejo antes de su ausencia. En ese vacío, que se aprecia con claridad en la foto, estaban las mesas de trabajadores que ahora no tienen ni la más remota idea de dónde están sus pertenencias. En estos momentos es muy posible que se estén arrinconando junto al futuro de REE en un lugar incierto.

vree01

vree02

Pero mucho más inaceptable, si cabe, resulta la reinvención de las Relaciones Laborales. Es de todo punto impresentable que, en una situación de hipotético conflicto entre trabajadores, el supuesto jefe afirme con una rotundidad que ya le caracteriza que “le da igual quien causa los problemas, aquí se viene a trabajar, si alguien te insulta vete a la Guardia Civil”… ¿A la guardia civil? ¿Pero qué dices? Y aún si esta barrabasada no fuera suficiente, viene a afirmar que cerraría la emisión del idioma en el que se está produciendo el conflicto “si no buscan una solución”.

Al parecer él no está para buscar soluciones, ya tiene bastante con formar parte del equipo que “manda” en RNE, aunque “mande huevos” su labor. Ante este despliegue de capacidad de gestión lo siguiente que habría que “mandar” es a estos incompetentes fuera de la dirección.

Lo de REE es un atentado contra lo público, un ataque al servicio encomendado y a la marca España, a nuestra presencia en el Mundo…  aunque es de esperar que si les importa poco lo que se emite aquí aún menos les preocupa lo que emitimos al Mundo.

Lo de la Onda Corta de Noblejas y lo de REE requiere ceses inmediatos en la dirección de RNE. Desde UGT en la CRTVE pedimos a la Comisión Mixta de Control Parlamentario que tome cartas en el asunto sin dilación. 

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Sugerencias

plan estratégico

Redes sociales

tweeterfacebook

telegramvimeo

rssyoutube

Convenio CRTVE

Acceso al portal

Portal del trabajador

Scroll to top