guilera

Montserrat Boix, Secretaria de Igualdad y Derechos Civiles de UGT RTVE y miembro de la Comisión de Igualdad de RTVE y del recién creado Observatorio de Igualdad de RTVE, es ACOSADA laboralmente por reclamar una información equilibrada en el tema de vientres de alquiler, que afecta a derechos básicos de menores y mujeres.

Quienes piensen que en RTVE se ha terminado con las prácticas de discriminación laboral para conformar una redacción paralela fiel y sectaria se equivocan. Hay quienes desde los Servicios Informativos de TVE siguen ejerciendo las peores prácticas que vivimos en la etapa del Partido Popular, la más negra vivida en RTVE y que al parecer no terminamos de superar. Pero pasemos a los HECHOS fehacientes de que esto por desgracia es así.

En el TD del fin de semana del 16 y 17 de febrero de 2019 se emitió una información sobre los menores nacidos por vientres de alquiler con un tratamiento desequilibrado atentando contra los derechos humanos de menores y mujeres. Montserrat Boix, ejerciendo la responsabilidad que conllevan sus cargos como representante de los trabajadores y trabajadoras en defensa de la Igualdad, traslada al final del telediario al editor, Lluís Guilera, diversas quejas recibidas al respecto. El editor no sólo mostró una ausencia total de autocrítica en cuanto al tratamiento sesgado de la información, que consideró correcta, sino que hizo gala de su falta de objetividad señalando que para él es “una cuestión personal”. Ante tal actitud, Montserrat Boix le recordó que un editor no podía utilizar un telediario para defender cuestiones personales que además contravienen la legalidad española. La información se preparó para mover emociones y sentimientos a favor de las familias “atrapadas” -se dijo- en Ucrania omitiendo intencionadamente que estas familias habían actuado contraviniendo la ley española y eludiendo dar información de contexto. Las organizaciones de mujeres también denunciaron que se manipuló y censuró las declaraciones de la portavoz de la Red Estatal contra el Alquiler de Vientres quien señalaba que era inaceptable la compraventa de los cuerpos de las mujeres dando eco especial a las asociaciones/agencias a favor y utilizando en toda pieza el concepto de “gestación subrogada” un eufemismo que utilizan los partidarios de esta práctica.

Lluís Guilera ha dejado muy claro que en efecto esto para él es una cuestión muy personal, defendiendo encarnizadamente la objetividad de la tan cuestionada pieza, incluso públicamente en twitter con afirmaciones tan llamativas como que “es un asunto tan complejo que, si no lo vives, es difícil entenderlo”.  Además de la utilización de un medio público para cuestiones e intereses personales, lo más grave es que a partir de entonces el Sr. Guilera inicia un proceso de acoso contra Montserrat Boix a la que deja de saludar y hablar, establece vigilancia estricta de control de horarios y días de trabajo a la espera de encontrar incumplimientos, y reduce todavía más la información internacional en el telediario fin de semana afectando al trabajo no sólo de Boix sino del resto de miembros de la sección de internacional a quienes se encarga informaciones de apenas 20 o 25 segundos.

Ante la gravedad de los hechos que no sólo la perjudicaba a ella sino a su compañera y compañero de sección, además de incidir directamente en el objetivo de servicio público que TVE debe ofrecer, Montserrat Boix solicitó al Consejo de Informativos de TVE un análisis del contenido del Telediario de Fin de Semana en materia de información internacional con el objetivo de valorar si se estaba incumpliendo el papel de servicio público en relación a esta materia. Un mes después ha sido trasladada de manera fulminante del telediario al Canal 24 Horas, argumentándole a la trabajadora afectada un sobredimensionamiento en Internacional que nada tiene que ver con la realidad y, para colmo de la “mala leche”, adornando con insistencia ese argumento con un irónico “es para que seas más feliz”.

Desde la dirección de los Servicios Informativos no se le quiere poner freno al Sr. Guilera y se está produciendo un ACOSO intolerable a una persona por defender los derechos de las mujeres y por hacerlo, además, con la insistencia que exigen sus cargos, porque Monserrat Boix, que es un referente como periodista comprometida con la igualdad, siguió denunciando en diferentes ámbitos públicos y privados tanto este ataque como otras situaciones que impactan negativamente en el papel público que RTVE debe ejercer en esta materia, ya fuese por los sesgos de su información o por las actitudes y modos en su funcionamiento interno.

Monserrat Boix no cedió a pesar del ACOSO descarado que viene sufriendo y eso, nuevamente, la honra. La situación es INTOLERABLE, y a pesar de ello Begoña Alegría, Directora de los Servicios Informativos, mira para otra parte, parece que ha cambiado la vestimenta negra con la que decía defender la independencia y la pluralidad en TVE por el consentimiento de las peores prácticas para manipular la información y acosar a las y los profesionales que intentan ejercer su labor con objetividad. Desde UGT pedimos el CESE INMEDIATO de Lluís Guilera y de Begoña Alegría, porque quienes ACOSAN para MANIPULAR no merecen dirigir la radiotelevisión PÚBLICA, y exigimos que nuestra compañera Monserrat Boix permanezca en las funciones que viene desempeñando y que cese de una vez esta VENGANZA tan indigna en el seno de RTVE.

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Sugerencias

plan estratégico

Redes sociales

tweeterfacebook

telegramvimeo

rssyoutube

Convenio CRTVE

Acceso al portal

Portal del trabajador

Scroll to top