violenciagenero2017

La lucha contra la violencia de género no puede limitarse al día 25 de noviembre, aunque celebramos especialmente que su conmemoración se haya por fin extendido a todo el mundo.

Fue una propuesta del movimiento feminista latinoamericano en 1981. La ONU tardó 18 años en asumirla –lo hizo en la Asamblea General de diciembre de 1999– y en 2008 el Secretario General Ban Ki-moon lanzó la campaña global “Únete para Poner Fin a la Violencia contra las Mujeres” que se celebra anualmente entre el 25 de noviembre, Día Internacional de lucha contra la violencia de género, y el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos: 16 días de activismo contra la violencia de género para intentar ampliar el foco de atención.

En España, en estos últimos años y especialmente en este 2017, los medios de comunicación también se han/nos hemos hecho eco de la convocatoria del 25N. Celebramos especialmente que así ha sido en RTVE, en los telediarios y en algunos espacios de programación. Sin duda un acierto focalizar en la situación de las hijas e hijos de las mujeres víctimas de violencia de género y en los retos de las supervivientes.

La sociedad nos interpela en nuestro papel como medio de comunicación público. También a cada una y cada uno de nosotros como profesionales.

El compromiso debe asumirse cada uno de los 365 días del año:

  • Que en nuestros programas no se escuchen frases como “las niñas actualmente se hacen fotos como putas” y no se permita que tengan cabida en las emisiones quienes así lo proclaman.
  • Que no se invite a maltratadores en los espacios de opinión.
  • Que los violadores no tengan nuestros micrófonos como altavoz para exhibir vergonzosamente sus argumentos y nos conviertan en cómplices.
  • Tampoco los secuestradores, y menos con preguntas que atentan directamente contra a la dignidad humana.
  • Es clave erradicar los estereotipos sexistas y además utilizar lenguaje inclusivo.
  • Desmontar las rutinas periodísticas y realizar informaciones equilibradas que visibilicen a las mujeres.
  • Incorporar a las mujeres en los programas de opinión. Vemos todavía muchos espacios con presencia exclusiva o muy mayoritaria de varones.

Hace pocas semanas Intermon Oxfam ha presentado un taller en línea en www.informarsobreviolenciamachista.com que, aunque aún es provisional, puede ayudarnos a cambiar los hábitos y darnos pistas. Como RTVE debemos tener espacios y materiales propios de formación y códigos de autorregulación en temas de igualdad actualizados.

Como empresa también tenemos nuestros propios retos internos para enfrentar la violencia estructural contra las mujeres: aunque nos cueste creerlo siguen cobrando menos que los hombres y tienen menos oportunidades para acceder a los espacios de dirección. El protocolo contra el acoso y las actuaciones tiene déficits que deben subsanarse de inmediato.

¡Lograremos avanzar!  En UGT RTVE tenemos claro el compromiso: 365 días de activismo por la igualdad, único camino para erradicar la violencia de género.

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top