herrera

El Partido Popular da un paso más en la instrumentalización de la radiotelevisión pública poniendo sus espacios informativos al servicio de la COPE para promocionar el programa de Carlos Herrera, que compite directamente con RNE.

Esta dirección no se conforma sólo con ser la agencia de colocación de los grandes fracasos de las cadenas controladas por el Partido Popular, poniendo sus recursos públicos a disposición de amigos como Buruaga, que fue cesado de la COPE por estrellarse con las audiencias antes de hundir el prime time de los lunes en TVE, a pesar de lo cual resultó tan rentable para Buruaga como ruinoso para TVE. Ahora se da un paso más sentando en Los Desayunos de TVE a Carlos Herrera, poniendo la televisión pública al servicio de las estrellas de la competencia para regalarles un espacio de promoción y la poca audiencia que nos queda. La dirección de RNE abandona y hunde la radio pública con la colaboración de TVE.

Resulta muy llamativo que se entreviste a Carlos Herrera cuando en Los Desayunos jamás se ha entrevistado al responsable de Las Mañanas de RNE, pero está claro que Gundín no piensa en gestionar TVE con eficacia, sensatez y lealtad, a pesar de cobrar un suculento sueldo por ello, sino en favorecer a las cadenas amigas e ir ganando un nuevo puesto para cuando, más pronto que tarde, tenga que abandonar TVE. Y lo mismo sucede con Alfonso Nasarre en RNE.

Mientras RNE se hunde en sus audiencias, los gestores de TVE se olvidan de promocionarla, se olvidan que estamos en un mismo barco, y traen a su competencia directa para darle un nuevo mordisco a sus ya raquíticas cifras de oyentes. ¿Se puede tener más desvergüenza gestionando la televisión pública? ¿Se puede ser más desleal con RTVE y con los ciudadanos como legítimos propietarios de ese espacio que se la ha regalado a la COPE? La dirección de RNE abandona y hunde la radio pública con la colaboración de TVE.

El Gobierno popular no toma medidas para resolver esta situación, que ellos han creado, y la alienta en su desesperación por favorecer a las cadenas de la competencia, esperando con ello un mejor trato de cara a las elecciones generales. La instrumentalización de TVE y RNE es máxima, y no sólo mediante la manipulación y el control de nuestros informativos, sino también mediante un uso inadecuado en la contratación de personas y programas, y ahora también promocionando en nuestra pantalla el dial de los competidores de RNE.    

Desde UGT en CRTVE exigimos nuevamente la dimisión del presidente Sánchez, y también la de Gundín y de toda la red de allegados con la que pretende controlar TVE como si fuese su cortijo, así como la de Alfonso Nasarre y Alberto Martínez Arias por permitir el desmantelamiento de RNE, ya sea por incapacidad o por complicidad. No se puede mantener ni un minuto más a quienes trabajan en contra de su empresa, a quienes sólo nos ha traído fracasos y descredito, y ahora esto que resulta difícil de calificar. ¿Son conscientes los señores Gundín, Nasarre y Martínez de que este hecho no sólo regala nuestra audiencia a la competencia sino que, además, ha provocado una profunda desmoralización a todos los profesionales de RTVE? Va a ser muy difícil volver a levantar TVE y RNE de este desierto que van a dejar a sus espaldas cuando marchen, y cada día que pasa manteniendo esta situación nos aleja más de un futuro para la radio y la televisión públicas.

Y mientras tanto, continúa el desembarco de los amigos del presidente provenientes de TeleMadrid. El último ‘fichaje’ ha sido el de quien fue director del programa “Aquí es Madrid”, Quique Álvarez, para ocupar el puesto de Ricardo Medina y dirigir “España Directo”. UGT en CRTVE insistirá hasta la saciedad en que a los profesionales de RTVE les sobra talento para hacerse cargo de la producción, en que son los trabajadores de RTVE los que mejor pueden garantizar la objetividad, la pluralidad y la calidad que la sociedad nos demanda.

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top