iznogud

Hace años estaba de moda un comic que narraba las aventuras de “El Gran Visir Iznogud”, un personaje que quería ser “Califa en lugar del Califa” a toda costa, y para ello urdía conspiraciones y trampas, actuando sin escrúpulos y de mala fe con tal de alcanzar su objetivo.

En la Unidad Informativa de Melilla hay como “responsable” un personaje muy parecido al del comic. A toda costa su objetivo, legítimo sin duda, es ser el responsable de la Unidad Informativa de Ceuta, el problema surge cuando para conseguirlo recurre, como el Gran Visir, a las malas prácticas, cuando está en una permanente conspiración. Los días pasan y cada vez está más nervioso, ya debería estar como responsable de la Unidad de Ceuta desde el día uno de marzo, pero las cosas se retrasan más de lo que se había acordado con el Director de Centros Territoriales, en una reunión en la que había otro responsable más y donde se definió toda la estrategia a seguir para alcanzar su objetivo.

Tras esta maniobra se esconde el verdadero motivo por el que nuestro particular Gran Visir y el Director de Centros Territoriales defendían la reducción de la producción en las Unidades Informativas de Melilla y Ceuta. Al bajar la producción sería más justificable su salida a Ceuta, dejando nuevamente abandonada a Melilla, una maniobra sin más sentido que avalar el nombramiento del responsable de Melilla como responsable de Ceuta, anteponiendo el interés personal sobre el Servicio Público esencial que RTVE debe ofrecer en Melilla y Ceuta.

No entramos ya a valorar la manipulación informativa, cuestión que corresponde a los Consejos de Informativos y que es cuando mínimo escandalosa, sino el engaño y la mala fe del Visir. Pero a nuestro Gran Visir se le vuelven a complicar las cosas, porque el 16 de marzo estaba previsto el cambio para alcanzar al fin su objetivo, pero tras la denuncia de UGT sobre la pretensión de dejar en una mínima expresión nuestro trabajo en los territorios españoles de Ceuta y Melilla, y el respaldo social que ésta ha recabado, se ha parado todo movimiento en este sentido. Pero ¿cómo ha respondido el Gran Visir ante su frustración? pues ni más ni menos que aplicando el Convenio de la forma que más perjudique a los trabajadores de Melilla, haciendo la vida imposible a los compañeros y aún más insoportable el ambiente de trabajo en Melilla, justo lo contrario que este centro de trabajo necesita dada la singularidad de su contexto y de aquello a lo que se enfrentan a diario, a pesar de la precariedad de sus recursos técnicos y humanos. Ya veremos lo que determina el estudio psicosocial demandado por UGT.

La Unidad Informativa de Melilla tiene la presión constante de los saltos a la valla, detenciones de células yihadistas, un proceso judicial de imputación al Presidente de la Ciudad Autónoma, así como otras informaciones de relevancia nacional y, sobre todo, atender a la información local que es parte esencial de nuestra presencia territorial. Esta presencia es fundamental para nuestro papel como garantes de la vertebración del Estado, jamás debemos renunciar ni a un solo minuto de la programación local en cualquier lugar de nuestra geografía, pero el responsable de Melilla y el Director de Centros territoriales estaban dispuestos a ello con tal de alcanzar el objetivo del Visir. Los trabajadores de Melilla quieren mantener la programación, en contra de lo que dice el “responsable” de la Unidad, y los trabajadores quieren hacer productos de calidad.

Resulta obvio que por su forma de gestionar, y por su manipulación constante de la información, NO está capacitado para ser responsable de ninguna Unidad Informativa. Sus propuestas de reducción suponen un atentado contra el Servicio Público que RTVE debe dar en Melilla. ¿Por qué sigue sin haber cámara en Melilla? ¿Por qué se compran imágenes a una productora cuyas imágenes dejan tanto que desear y que suponen un problema cada vez que Melilla envía imágenes al Telediario? ¿Por qué precisamente ahora, cuando ve que se retrasa su deseado nombramiento en Ceuta, cambia los horarios de la forma en la que más perjudica a los trabajadores de Melilla? ¿Por qué se dedica a llamar a Ceuta para malmeter contra la gente de Melilla y contar falsedades con tanta maledicencia? ¿Se  puede permitir RTVE mantener a este malvado Visir un minuto más como responsable en Melilla? Para UGT está claro que NO.

Melilla, al igual que Ceuta, requiere una implicación de la dirección de RTVE, una apuesta clara y decidida, no solo de palabra. Necesitan unidades que cubran la singularidad, la diversidad y la multiculturalidad de Ceuta y Melilla, que se distingan por la pluralidad y la independencia. Son las fronteras de España, pero lo son también de la Unión Europea, y son puntos calientes de información constante. RTVE debe respetar a Melilla y Ceuta, atendiendo sus demandas.

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top