nazis

Las comparecencias que ha tenido el Sr. José Antonio Sánchez en el Congreso le retratan, especialmente la última, en la que su retahíla de insultos a los trabajadores, mentiras e incoherencias, llegan a límites insospechados.

Sus afirmaciones, poniendo a los trabajadores que luchan para defender la pluralidad en RTVE junto a las persecuciones antisemitas de los nazis, arrojan mucha luz sobre qué personaje dirige los destinos del mayor grupo audiovisual y público en nuestro país… ¡ES PENOSO! Ante la petición de explicaciones por las contrataciones en redacción fuera de convenio, todas ellas priorizando un perfil de defensa a ultranza de la derecha más rancia y obtusa estén o no en el banco de datos, el Sr. Sánchez saca la famosa soga que tan bien le está viniendo a algunos, una anécdota que todos condenamos y que le sirve para embarrar bien el terreno, para sacar a Stalin y a los nazis, para no hablar de lo que hay que hablar, de lo que a todos los trabajadores preocupa y también condenan: las persecuciones, las listas negras, los apuntadores, los chivatos, los exilios a programas, la llegada de comisarios políticos, la represión, la prohibición… la política del miedo con la que pretenden amordazar a los profesionales de RTVE.   

“…que no hable de purga, de caza de brujas, de propaganda, de miedo, de provocación porque son palabras que nos retrotraen a la época de Stalin. Eso no se puede tolerar y no es bueno. Señalar a los trabajadores, como hacían los nazis con los judíos en una empresa en un puesto de trabajo, no es bueno.”  “Señalarlos porque vengan de un medio, no es bueno; amenazar de muerte a los compañeros, no es bueno. Es verdad que quien hace estas cosas son una minoría de matones, de aprendices de nazis…”

La maniobra de despiste, la de no hablar del asunto sobre el que se le preguntaba, es muy clara, y si bien es cierto que es condenable que aparezca una soga en la mesa de la jefa de economía de TVE, aún lo es más la intolerable manipulación y persecución que practica el Sr. Sánchez en RTVE. Y ya que el asunto preocupa tanto a nuestro presidente, que sepa que seguimos queriendo saber por qué no se procedió de forma inmediata a la denuncia ante la policía y el juzgado de guardia si era cierto que se amenazó de muerte a un trabajador de RTVE, o por qué se informa del tema quince días después del incidente, casualmente dos días antes del cierre del proceso de presentación de candidaturas al Consejo de Informativos, y por qué se informa de ello a través de un sindicato afín. Es muy rara toda esta historia, pero ya empezamos a imaginar de qué va cuando cada vez que le preguntan en sede parlamentaria por la manipulación, por la redacción paralela, o por la protesta de los trabajadores, acude a las ¿amenazas de muerte? para hablar de nazis en la sombra, de la persecución de los judíos y de Stalin. El Sr. Sánchez intenta de forma perversa y torticera insinuar que los que protestan están detrás del “incidente”… ¡ES VERGONZOSO!

Eso sí, a la hora de analizar el “incidente” resta importancia a las prácticas fascistas de la otra parte, a las de la amenazada Cecilia, la que fue cesada en la época de Somoano tras ser “pillada” pasando una lista con la ideología política y sindical los trabajadores de la redacción, con comentarios sobre su profesionalidad. De hecho, se permite afirmar que “…con mucha satisfacción la he puesto y la volvería a poner. Por lo tanto, quiero decirle que es una profesional con más de treinta años de servicio a la casa y que para los días de fiesta la quisiéramos en cualquier medio de comunicación”  “La cadena perpetua no existe ni en España para nadie, con lo cual si en un momento dado -que yo no lo sé, no lo viví porque no estaba allí- una redactora cometió una falta y fue destituida, ¿qué quiere usted, que esté ahí toda la vida?”  Parece que el Sr. Sánchez ignora cuantos profesionales de RTVE llevan más de treinta años dando un excelente servicio a lo público y jamás se le ha dado una oportunidad, ignora que son muchos los buenos profesionales en esta casa que por desgracia dirige. Está claro el porqué de su favoritismo con Cecilia cuando sus listas le aportan tanta información para sus fines estalinistas, para perseguir a los profesionales libres.

No podemos olvidar que quien preside RTVE es el mismo que enterró Telemadrid, el que despidió a más de 800 trabajadores en un ERE irregular, que su único recorrido profesional es servir de comisario político y “mandado” de la derecha más decadente y rancia, esa que tanto odia la libertad de expresión. Tras la piel de cordero con la que pretende presentarse sólo se encuentra una peligrosa amenaza para el servicio público que representa Radio Televisión Española, porque él es quien ha traído a esta casa al fantasma de Stalin, él es quien organiza las persecuciones, el que reparte amenazas, el que infringe el castigo sobre la profesionalidad y premia a los chivatos que hacen listas de sus compañeros. Cuando tiene la desvergüenza de hablar de Stalin y de nazis se está retratando a sí mismo el Sr. Sánchez, el enterrador.    

lazopublica pSin embargo, a la vez que tilda de forma velada de nazis a todos los compañeros que luchan por una RTVE PÚBLICA, afirma con contundencia y sin el menor pudor que “se respeta la libertad de expresión hasta tal punto, que no existe, porque eso es un delito, si no fuera así, ningún pleito judicial interpuesto contra ella y todos los trabajadores de Televisión Española cumplen a plena satisfacción con su puesto de trabajo y con su labor.” Dejando aparte la claridad de sus palabras, que cuesta entender, ¡MANDA NARICES LA AFIRMACIÓN! Cuesta mucho conciliar la libertad de expresión con su orden de amonestar a quienes lleven el lazo naranja en defensa de la independencia y la pluralidad de nuestro servicio público, o con el hecho de haber apercibido a dos trabajadores que lo llevaban en su puesto de trabajo, o con sacar una nota en la intranet amenazando a todos los trabajadores que osen llevarlo. Que no le quepa duda al Sr. Sánchez de que defenderemos con uñas y dientes un símbolo que nos une a todos los trabajadores por encima de siglas e ideologías, un LAZO NARANJA que es una herramienta para reivindicar la independencia y la pluralidad que nos ha robado para convertir RTVE en un medio de propaganda al servicio del Partido Popular, de sus proclamas, de sus silencios y sus mentiras.

Y hablando de mentiras, intenta justificar los desembarcos desde Intereconomía y otros medios del mismo pelaje afirmando que “…hay turnos que tienen que ser voluntarios, no se puede imponer por el convenio a ningún trabajador el turno del fin de semana ni el turno de madrugada”  “…se han integrado en el turno de madrugada, para el Telediario matinal, que es una franja horaria que es muy difícil de cubrir, al igual que ocurre con los fines de semana, pues no se pueden hacer de forma obligada, sino voluntariamente porque así figura en el convenio. Por tanto, es muy difícil de cubrir porque normalmente la gente que está sujeta al convenio no le viene bien trabajar los fines de semana o trabajar en estos turnos. Esa es la razón de estas contrataciones.”Parece que todo un presidente de RTVE ignora que hay una cosa que se llama NEGOCIACIÓN, un proceso democrático utilizado en cualquier evento especial de esta u otra naturaleza, como los acontecimientos deportivos, para suscribir PACTOS DE RODAJE que garanticen el servicio, claro que al Sr. Sánchez le gusta más el verbo IMPONER, y eso sí que es cierto que no lo puede hacer con los profesionales de RTVE… ¿es para cambiar el verbo NEGOCIAR por el verbo IMPONER en RTVE para lo que trae estos “perfiles” tan específicos que no se encuentran en nuestro banco de datos? ¿Los nazis IMPONEN o NEGOCIAN? ¿Por qué asegura el Sr. Sánchez que a los trabajadores sujetos a Convenio no les viene bien trabajar los fines de semana cuando no se ha molestado en preguntarlo? ¿No se referirá más bien a que a los trabajadores sujetos a Convenio no les viene nada bien TRAGAR en su trabajo al DICTADO de censores y comisarios políticos, lo cual sí que es cierto?

El enterrador Sánchez no tiene vergüenza ni la conoce, miente y manipula en sede parlamentaria, porque la realidad es que la inmensa mayoría de los trabajadores están hasta los mismísimos de amenazas veladas, de imposiciones y de manipulación.
El enterrador Sánchez no puede ser por más tiempo quien dirija RTVE, porque el servicio público al que nos debemos no se merece a quien nos trae a Stalin y a los nazis al seno de nuestra redacción, porque la ciudadanía  reclama la Radiotelevisión Pública que ha amparado sus derechos constitucionales durante muchos años y que ahora no reconocen, porque el Sr. Sánchez manipula, persigue y amenaza para lograr alejarla de la sociedad y convertirla en un medio de propaganda, quemar su credibilidad para acabar abandonándola como a un juguete roto. Este es el peor gestor que ha pasado por RTVE en toda su dilatada historia, y cada día, con cada palabra obscena desde su despacho o en sede parlamentaria, deja patente su papel de enterrador.
 

Desde UGT en CRTVE le pedimos a la sociedad que no consienta por más tiempo la presencia de Stalin en su Radiotelevisión Pública, que repudie las prácticas de aprendices de nazi en ella, que exija, al igual que UGT, un presidente DEMOCRATA, LEAL y DIGNO para RTVE.
 

Consulta o descarga esta hoja Unión en formato impreso [ PDF ]

Scroll to top